AMLO

Presidente López Obrador alerta: tomas clandestinas ponen en riesgo a la población.

Los dos últimos sucesos que generaron fuertes fugas de gas por tomas clandestinas en el Estado de México y Puebla se controlaron sin la pérdida de vidas humanas gracias a la intervención oportuna de las autoridades. Miles de vidas se ponen en riesgo cuando se crea una toma clandestina; de ello deben ser conscientes las personas responsables y saber también que hoy existen opciones para ganarse la vida en el marco de la ley.

El presidente Andrés Manuel López Obrador expuso que en un mes han ocurrido dos episodios que hicieron necesaria la evacuación de miles de personas a causa de tomas clandestinas de gas LP. El primero, en Nextlalpan, Estado de México, ocurrido el pasado 2 de agosto, y el más reciente en Acajete, Puebla, en las últimas horas.

“Queremos informar a la población sobre esto que está sucediendo y hacer un llamado a los que se dedican al robo de combustible, en este caso de gas, sobre el riesgo tan grande que se corre. Hemos actuado bien y se ha corrido con suerte.”

Agradeció la actuación oportuna de las autoridades que intervinieron para salvar cientos de familias, especialmente Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Coordinación Nacional de Protección Civil. Igualmente, reconoció a la población por atender las instrucciones y recordó que el gobierno federal mantiene acciones para erradicar el robo de combustibles:

“Hay todavía bandas que pueden poner en riesgo la vida de la gente; tenemos que prevenir sobre estos casos, no queremos desgracias, no queremos que haya pérdidas de vidas humanas.”

Durante su intervención, coordinador nacional de Protección Civil, David León Romero, informó que los hechos de Nextlapan se dieron a raíz de una toma clandestina que generó una fuga de gas LP en el ducto Cactus-Guadalajara, que corre de Chiapas a Jalisco, por lo que autoridades lograron la evacuación de personas y establecieron un cerco de seguridad para localizar la fuga y cerrar la válvula, lo cual ocurrió en un lapso de 12 horas.

En el caso de Acajete, Puebla, de menores dimensiones, fue posible controlarla con el apoyo de la población y una quema controlada a cargo de las autoridades, quienes evaluaron en función de lo que representara el menor riesgo para la población.

El presidente López Obrador destacó también la participación del Ejército mexicano en el incendio registrado ayer en una fábrica de plásticos en Morelia, Michoacán, donde tampoco hubo pérdidas humanas.

Anuncios

Deja un comentario