Veracruz

El partido gobernante en Veracruz destituye al fiscal.

El Congreso de Veracruz ha separado de su cargo al fiscal estatal, Jorge Winckler, por carecer de «certificación» para ejercer su cargo. Al menos eso han alegado los diputados de la bancada mayoritaria, dominada por Morena: Winckler ya no es apto para el puesto. Pero los motivos del Congreso podrían trascender un simple certificado. El fiscal y el gobernador, Cuitláhuac García, también de Morena, mantienen un agudo enfrentamiento desde hace meses, antes incluso de que García iniciara su mandato. Los ataques de uno y otro lado han sido constantes, aprovechando incluso la situación de violencia que vive el Estado.

Tras conocer la votación en el Congreso, Winckler ha lanzado un comunicado a través del Twitter de la fiscalía: «Es a todas luces ilegal, violatoria de la Constitución de Veracruz, así como de la Ley Orgánica de la Fiscalía. Asimismo, viola una Suspensión Definitiva vigente, que prohíbe destituir al fiscal general a través de mecanismos no contemplados en la ley al momento de su designación. Además de una arbitrariedad, constituye un delito federal».

El Congreso de Veracruz ha nombrado en lugar de Winckler a Verónica Hernández, colaboradora del secretario de Gobierno estatal. Hernández ha jurado el cargo en el hemiciclo, entre los gritos de diputados rivales y los aplausos de los afines. Mientras tanto, decenas de policías estatales llegaban a la sede de la fiscalía para preparar la llegada de la nueva fiscal. Los diputados del PAN quisieron pasar, pero los agentes no les dejaron. Allá acudieron también funcionarios de la comisión estatal de derechos humanos para poner paz.

Categories: Veracruz

Deja un comentario