Veracruz

Nueva fiscal general de Veracruz tendrá «a su disposición» una plantilla de 904 servidores públicos

Verónica Hernández Giadáns llegó al cargo de fiscal general del estado de Veracruz en medio de la disputa entre el gobernador morenista Cuitláhuac García y el ahora depuesto fiscal del estadoJorge Winkler, quien había sido nombrado por el anterior gobernador, el panista Miguel Ángel Yunes.

A los minutos de ser designada como encargada de despacho, fue a presentarse en las instalaciones de la Fiscalía, donde un elemento de seguridad le pidió identificarse, por lo que ella lo cuadró: “He sido nombrada encargada general del despacho de la Fiscalía General. Aquí está el acta que valida mi toma de posesión. Le solicito me permita el acceso… Todos están a mi disposición y a mis órdenes”, se le escuchó decir en un video que circula en redes sociales. 

Hernández Giadáns fue designada por el Congreso de Veracruz como encargada de despacho de la Fiscalía General del Estado, tras la remoción de Jorge Winckler. Hereda un retraso estimado de, al menos, 50 mil carpetas de investigación que están en trámite por diversos delitos; deberá atender esta carga de trabajo con una plantilla de 904 servidores públicos, entre administrativos y operativos.

La egresada de la generación 1995 de la Facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana prometió trabajar con los colectivos de familiares de desaparecidos, un sector que calificó a Winckler Ortiz, como funcionario frío e indiferente.

Aunque Hernández Giadáns no es improvisada en el servicio público, su currícula no reporta experiencia como litigante en procesos judiciales, pues ha centrado su trayectoria en áreas administrativa, notarial, tributaria y civil.

Su desarrollo profesional inició en 1998, tres años después de graduarse como licenciada en Derecho, vinculada a la izquierda que en esos años cobró fuerza en Xalapa y logró arrebatar el gobierno de la capital del estado al PRI.

La alcaldía de Xalapa quedó en manos del académico y actualmente senador por Morena, Rafael Hernández Villalpando, quien la designó como secretaria general del Ayuntamiento, en un periodo de constantes roces con el gobierno estatal encabezado por el priista Miguel Alemán.

La siguiente presidencia municipal (2000-2004) la ganó el partido de Dante Delgado, llamado entonces Convergencia por la Democracia, quien impulsó a Reynaldo Escobar como alcalde, pero Verónica Hernández se mantuvo en la municipalidad como directora jurídica de responsabilidad patrimonial y atención ciudadana.

Hija de familia con “poder notarial”

Al terminar el periodo de Reynaldo Escobar, Verónica Hernández se reincorporó de lleno como adscrita a la notaria de su padre, la número 5 de la décimo novena demarcación en Los Tuxtlas, al sur del estado.

En 2010, asumió la titularidad de la notaría y la dejó en 2018 ante la invitación de Morena para sumarse a la Secretaría de Gobierno con Cuitláhuac García, esto en calidad de Directora Jurídica; en ese cargo atendió temas internos del Poder Ejecutivo y algunas controversias constitucionales registradas en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Ahora se hará cargo de la FGE, como responsable de perseguir e investigar a quien cometa un delito en Veracruz.

En la dependencia, los agentes ministeriales tienen salarios mensuales de entre 8 mil y 18 mil pesos, tienen jornadas de más de 48 horas por semana en los quedeben de trabajar para frenar los más de 50 mil delitos que se registran por año y que exigen solución por parte de los afectados, incluyendo desapariciones y homicidios dolosos.

Fuente: Expansión Política

Anuncios

Categories: Veracruz

Deja un comentario