Congreso

Gas Natural. La apuesta para la industrialización del sureste mexicano: Diputado Manuel Rodríguez

“Estas acciones reflejan los esfuerzos del gobierno federal para aumentar el suministro de gas natural al sureste del país, que es el insumo básico para la generación de electricidad y la piedra angular sobre la que se industrializó el centro y norte del país”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador puso en marcha el Programa Integral de Energía para Yucatán, a poco más de cinco meses después de que la titular del Centro Nacional de Control del Gas Natural (CENEGAS), presentará en la Ciudad de Mérida siete acciones para atender las demandas de gas natural en el sur-sureste de México, en el marco de las Mesas Técnicas de Gas Natural y Electricidad, organizadas por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión.

El mencionado programa energético para la Península de Yucatán, donde juega un papel fundamental la Comisión Federal de Electricidad, contempla la construcción de dos centrales eléctricas de ciclo combinado en Mérida y Cancún; incrementar la capacidad del sistema Cuxtal-Mayakan, que transporta gas de Cactus, Chiapas, a Valladolid, Yucatán; y la construcción de 158 kilómetros del gasoducto Cuxtal II, que transportará 240 millones de pies cúbicos de gas natural de Valladolid a Cancún.

Durante su conferencia magistral, la titular de CENEGAS, en el marco del citado evento de carácter energético, señaló que, por instrucciones del Presidente de la República, también se llevan a cabo otras acciones para atender la demanda de gas natural del sur-sureste del país, entre las que destaca la reconfiguración de la estación Cempoala, cuyo avance ya permite comprimir gas del norte al sur y centro del país con una capacidad de 1,400 millones de pies cúbicos.

Así como la reinstalación en Veracruz de las estaciones de Tecolutla y Lerdo, para incrementar las inyecciones de gas del norte hacia el sureste; garantizar el suministro de gas para los parques industriales del Corredor Interoceánico Istmo de Tehuantepec; y la integración de la gestión técnica de la red de ductos del país.

Estas acciones reflejan los esfuerzos del gobierno federal para aumentar el suministro de gas natural al sureste del país, que es el insumo básico para la generación de electricidad y la piedra angular sobre la que se industrializó el centro y norte del país.

Actualmente, es el combustible que sustenta la industria de la transformación y aumenta hasta el 50 por ciento del PIB en los 20 estados donde existe infraestructura de gas natural.

El citado programa para la Península de Yucatán es un gran primer paso para lograr un verdadero Federalismo Energético, para que también entidades como Tabasco, Campeche, Chiapas y Oaxaca, con descensos marcados en sus actividades económicas y altas tasas de desempleos, puedan aprovechar el gas como palanca de desarrollo e industrialización.

Para dimensionar el reto que esto implica, tomemos en cuenta que el Norte acapara el 85 por ciento de gas para consumo industrial, con el 80 por ciento de los gasoductos; mientras que el sur-sureste, consume únicamente el 15 por ciento y cuenta solamente con el 30 por ciento de gasoductos.

Manuel Rodríguez GonzálezDiputado FederalPresidente de la Comisión de Energía de la LXIV Legislatura de la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión

www.manuelrodriguez.mx

Anuncios

Deja un comentario